No lo llames colaboración, llámalo favor

Hoy os quiero contar una historia verídica de esas que me hacen gracia y es que el mundo de internet está lleno de gorrones.

Hace tiempo, mucho tiempo que tengo un email marcado como no leído con el asunto: “Marta, quería plantearte una colaboración“.  Yo no suelo hacer muchas colaboraciones, teniendo en cuenta cómo de parado tengo el blog es lo más normal del mundo. Además, a no ser que me interese el tema, creo que es una tontería hacer una colaboración, pero siempre que llega una oportunidad me la leo con mucho cariño y eso hice ese día…

Tengo que decir que es uno de los emails más cortos que me han enviado jamás, de hecho podemos resumirlo así:

Hola Marta soy X. Quiero plantearte una colaboración.
La empresa donde trabajo (no me dice cuál es) ha hecho una encuesta a extranjeros sobre lo mejor y lo peor de Barcelona. Estos son los resultados.
Si te gusta el contenido, por favor compártelo o ponlo en alguno de tus artículos.
Seguramente a tus lectores pueda interesarles (¿seguro que crees que les puede interesar?)
Me gustaría recibir una respuesta

Y sí, ese es todo el email.

Mi primera pregunta fue ¿dónde está la colaboración? Igual es que yo estoy confundida, pero para mi una colaboración es una relación win-win y los 2 tenemos que ganar algo.

5

Segunda pregunta: en serio, ¿una encuesta a extranjeros sobre Barcelona es el contenido que crees que puede interesar a mis lectores? Escribo sobre temas online y de comunicación… Sí, soy de Barcelona pero mis lectores no tienen porqué haber puesto un pie jamás en la ciudad.

Tercera pregunta: cómo puede alguien no decir para quién trabaja. Además, el email estaba enviado desde un Gmail, cosa que me imposibilitaba saber para quién era el texto…

Así que, lo siento… pero no. No voy a compartir los resultados de una encuesta que no se acerca ni por casualidad a contenidos que les pueda interesar a mis lectores. Me indigna que lo consideres una colabración.

Dicho esto, si alguien necesita mi ayuda para lo que sea, soy la persona más agradable del mundo y si puedo, la ayudaré. ¿Quieres que haga un texto sobre ti y te ponga un enlace de tu web? Pídemelo y si encaja tu web con mis contenidos, ¿por qué no hacerlo? Pero no lo llames colaboración, llámalo favor.