Personal Branding: ¿la Panacea?

Desde hace tiempo vengo viendo diferentes artículos, blogs y libros que hablan sobre la marca personal o el personal branding, que en inglés vende más. Parece la “nueva” panacea para salvarnos del Apocalipsis del desempleo.

En el fondo de nuevo no tiene nada, es la misma canción de siempre de diferénciate, ¿quieres que te contraten a ti y no a otro? Demuéstrales que tu tienes algo que los otros no tienen.

Antes la manera eran los CV, las cartas de presentación, las de recomendación y, por último, la entrevista. Ahora, a parte de todo eso, hay una herramienta más: el Social Media. Y, en el fondo, en él se basa gran parte del nuevo personal branding.

Cómo tener una marca personal fuerte en 5 pasos:

1- Sé un experto.

Y además, demuéstralo. ¿La mejor manera hoy en día? Ten un blog, web… y que sea un referente. Fácil, ¿no?

2- Convierte tu vida en un plan de marketing.

Eso no la hará más interesante de lo que pueda ser, pero sí que tendrá una ejecución, sabrás cuál es el siguiente paso para conseguir tu objetivo.

3- Habla.

Y hazlo bien. O lo que es lo mismo, se un gran comunicador. Está asociado por diferentes estudios a tener una fuerte marca personal.

4- Elevator pitch (discurso de ascensor, como pierde el glamour…).

Es muy americano (de Estados Unidos para ser correctos) y como todo lo americano es cool aquí se está poniendo de moda. No es más que un discurso en el que condensas lo más importante de tu vida por si un día encuentras al que quieres que sea tu jefe en un ascensor (de los americanos hasta la planta 30) y es tu única oportunidad para hablar con él. No debe durar más de 1 minuto.

Para que quede más claro:

5- Networking o red de contactos.

Consigue contactos, los adecuados o que conozcan la gente adecuada. ¿Por qué? Pues porqué un día pueden recomendarte a ti a ese primo, amigo o conocido que busca una personal para tu trabajo soñado. Una vez tengas esa red de contactos: cuídala.

Con eso ya tenemos el principio de esta marca personal. Cuídala, gestiónala, dedícale el tiempo que se merece (que es mucho), no la abandones… Es como tener un niño, merece de toda tu atención si ni quieres que se pierda o vaya por el mal camino.

 

Un consejo extra:

Vigila que subes a las redes sociales, tienes que blindar el discurso de tu marca personal en todos los aspectos. No se vale que en el Facebook subas las fotos de esa fiesta todo bebido botella en mano, porque ¿sabes quién lo verá mañana?

Marta Codorniu

Papel, redes sociales, webs, blogs... Esos son mis territorios. Comunico