¿Compartir IP o no? Beneficios y desventajas

ip-destacadaHace tiempo, en una de las empresas dónde trabajaba, estábamos teniendo problemas con la reputación IP desde donde enviaba mis queridas newsletters y no lograba entenderlo porque yo me esforzaba muchísimo en no cometer errores que pudieran llevarnos a la odiosa (pero necesaria) bandeja de SPAM. Recuerda que tienes algunas recomendaciones en este blog 😉

Un día, hablando con la directora de marketing me dijo coméntalo con la plataforma porque parece que alguien está dañando nuestra reputación. Me quedé con una cara de… ¿cómo puede dañarnos alguien externo a la marca nuestra reputación? Y así me enteré que compartíamos IP con unas 20 empresas más, y ni tan siquiera todas del mismo sector.

Compartir IP es una práctica común, de hecho yo con mis newsletters de este y otro blog comprarto IP (y puedes suscribirte), pero claro, yo envío newsletters desde mis blogs a una base pequeña. Desde mi trabajo he estado enviando newsletters a bases de entre 200 y 900K suscritos y no, no es lo mismo.

direccion-ip-dedicada

Beneficios de compartir IP

  • Ahorro: Obviamente tener una IP propia cuesta un dinero y cuando la compartes la IP es de la plataforma desde la que envías tus e-mails y tu “pagas” un alquiler por ella con el fee de la plataforma.
  • Buenas prácticas de otros: Si tienes suerte y tus compañeros de IP se preocupan por lo que hacen, sus buenas prácticas harán subir la IP y tú te beneficiarás de ello entrando más fácilmente a la bandeja de entrada.
  • Tus errores se disimulan: Siguiendo con el punto anterior, como la IP no está únicamente condicionada por tu volumen de envío, si un día haces algo “malo” (por error, todos sabemos que las malas prácticas no nos traen nada bueno a largo plazo) tu error se diluirá entre todo el volumen de e-mails que salen desde la misma IP.

Desventajas de compartir IP

  • Coste: Claramente si compartirla era una ahorro, tener una propia es un coste.
  • Las malas prácticas te dañan: Lógico, ¿no? Si tu compañero de IP realiza prácticas de SPAM, no le penalizan a él, penalizan a la IP y tú puedes esforzarte tooodo lo que quieras que no conseguirás limpiarla si alguien la va ensuciando. Tengo que decir que es muy fácil de ensuciar y muy complicada de limpiar.
  • Sus errores: son tuyos y lo peor de todo, cuesta muuucho explicárselo a un jefe que no sea muy muy digital y que entienda de e-mail marketing.

En el fondo es como vivir en un piso compartido, si tienes un compañero adicto a la limpieza: ¡felicidades! tendrás siempre un piso limpio, pero como te toqué un “fiestero” irresponsable, te tocará limpiar sus desastres y aún así nunca estará limpio del todo.

Consejo:

¿Acabas de empezar? Comparte IP, con suerte, tendrás unos grandes compis que te ayudarán a entrar en la bandeja de entrada.

¿Eres un e-commerce que estás siempre haciendo captación? Ten varias IP. Una propia para tus correos comerciales y otro tipo de comunicaciones con tus clientes y una segunda IP que puede ser compartida para captación. Si haces captación fuera de tu web, ya hablaremos de opciones, es muy fácil que la gente o tus partners te den e-mails inválidos y si empiezas a impactarles tu reputación se irá dañando y te arriesgas a que tus clientes fieles dejen de recibir tus e-mails.

¿Te arriesgarás con tu IP?

Necesitas más información de qué es una IP compartida y una propia (o dedicada), léelo aquí

Marta Codorniu

Papel, redes sociales, webs, blogs... Esos son mis territorios. Comunico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *